Pedro FLORES GARCÍA


FLORES GARCÍA, Pedro (Antas, 1840 - Antas, 1928). Obrero y ayudante de Luis Siret.


      En su labor investigadora, los hermanos Siret contaron con la inestimable ayuda de Pedro Flores, obrero de Antas al que conocieron en sus primeros trabajos. Luis Siret relató alguna vez la fuerte impresión que le causó su fortaleza física, secundada por la de sus dos hijos que formaban la cuadrilla. Además, Flores presentaba un extraordinario talento natural, observador y perspicaz, tanto que sus compañeros de trabajo le llamaban cariñosa, aunque un tanto irónicamente, el Ingeniero.

El tío Pedro, como también se le conocía, tenía un sexto sentido para identificar los lugares arqueológicos. Según nos cuenta Casanova, era ayudado en este menester por su burra Platera, responsable del descubrimiento de la necrópolis de El Argar al empecinarse, sin sentido aparente, en detenerse y golpear cierta parte del terreno. Sea o no cierta la anécdota, de lo que no cabe duda es de que Pedro Flores fue el encargado directo de la mayoría de las excavaciones, cuyos resultados estudiaron luego los Siret y así lo muestran los diarios conservados en el Museo Arqueológico Nacional, llenos de ingenuos dibujos, muy esquemáticos, pero muy significativos para lo que se hacía en el momento. Según contaba él mismo, debía andarse con cuidado con los desconfiados lugareños y siempre encontraba una excusa para evadir su curiosidad del lugar de excavación, lo que hubiera ocasionado, sin duda, el expolio de los restos.

      Pedro Flores fue el verdadero excavador de yacimientos prehistóricos tan conocidos como El Argar, Los Millares o el protohistórico de Villaricos. Sus toscos dibujos y sus sencillas descripciones, siguiendo las indicaciones del arqueólogo, no ocultan una personalidad paciente y observadora, cualidades exigibles por Luis Siret cuando, tras una o varias jornadas de trabajo por tierras lejanas, debía informarle puntualmente de los hallazgos y circunstancias producidas.





Política de Privacidad | Aviso Legal