Manuel Agustín HEREDIA MARTÍNEZ


HEREDIA MARTÍNEZ, Manuel Agustín (Rabanera de Cameros, Logroño, 1786 - Málaga, 1846). Empresario.


      Se afincó en Málaga alrededor de los 10 años, donde progresivamente fue desarrollando diversas iniciativas comerciales e industriales, entre las que resaltan dos fundiciones de hierro, amasando una importante fortuna. Llegó a ser el empresario más destacado de la Península en la primera mitad del s. XIX. En Almería, su actividad comienza en 1837 con la adquisición de la fundición de plomo de San Andrés de Adra, de la que aún se mantiene en pie su elevada torre de perdigones. Tras diversas ampliaciones, esta fábrica no sólo se dedicó al beneficio del plomo, sino también a su manufactura, obteniendo diversos productos: albayalde, pinturas, perdigones... Desde 1841 se dedicó también a la extracción de la plata que contenían los minerales de Almagrera. Ha sido la fundición más emblemática de Almería, alcanzando en su época una fama internacional. A finales de la década de 1830, intentó formar una agrupación con las principales casas exportadoras del metal de Sierra de Gádor (Luis Figueroa, Guerrero y C., José Mariano Velasco y José Huertas) para controlar la fundición y comercialización del plomo de la sierra alpujarreña, que por entonces era la primera exportadora mundial de este metal. El proyecto, que suponía el control de una parte importante del mercado internacional de plomo, apenas funcionó tres años, disolviéndose en 1840. La importancia de la fundición de San Andrés fue declinando a la par del agotamiento de los yacimientos de Sierra de Gádor. Sus hijos siguieron ligados a la metalurgia del plomo almeriense, pero sin alcanzar la trascendencia de su padre.





Política de Privacidad | Aviso Legal