Francisca DÍAZ TORRES


DÍAZ TORRES, Francisca (Corella (Castellón), 1911 - Almería, 2014). Latifundista e Hija Predilecta de Andalucía.


Conocida coloquialmente en sus últimos años por Dª Paquita, Francisca Díaz Torres, nacida el 13 de marzo de 1911 en Corella (Castellón), donde su padre ejercía de Magistrado, emparentó con una de los apellidos más poderosos de la burguesía almeriense al contraer matrimonio con José González Montoya. El patriarca familiar, José González Canet (1842-1911), parralero originario de Canjáyar, es el iniciador del inmenso capital acumulado, procedente del comercio del esparto, consignatario de buques, exportación frutera y de la compra-venta de terrenos rústicos y fincas urbanas en la capital y provincia. Formó parte de la sociedad constructora de la plaza de toros, adquiriendo tres años después de su inauguración (1888) la totalidad del accionariado. Alcalde y senador del Reino (1890-1896) por el Partido Conservador, fundó una Banca privada y Casa Uvera, con sucursal en Londres.

Su hijo, y suegro de Dª Paquita, Antonio González Egea (Almería, 1872-1939), alcalde, diputado provincial y consejero del Banco de España, tiene calle y plaza dedicada en terrenos de su primera vivienda (aquí nacieron sus hijos Carmen y José) y despacho mercantil, en el edificio (ajardinado y ya derribado) que fue durante la guerra civil sede de la Gota de Leche, Cruz Roja Internacional y, en la posguerra, Gobierno Militar. Incrementó notablemente el patrimonio y encargó en 1928 al arquitecto Guillermo Langle la construcción del conocido chalet de la plaza (Circular) Emilio Pérez confluencia con calle Gerona –hoy Museo Dª Pakita-, sobre la terraza de verano del cine Trianón. Inspirado en las mansiones solariegas del sur de Francia (la familia abominaba del calificativo de “casona”), aquí alternó domicilio hasta su fallecimiento.

Tercera de los cinco hijos habidos en el matrimonio del juez almeriense Andrés Díaz y de la nijareña Josefina Torres, tras regresar de Castellón, Francisca Díaz estudió en la Compañía de María, recibiendo la educación propia de las de su clase social. Recién cumplidos los 21 años, el 19 de marzo de 1932, contrajo matrimonio en la intimidad del palacio episcopal en ceremonia oficiada por el obispo Martínez Noval. Con su esposo, José González Montoya (nacido en marzo de 1901), hijo y heredero, junto a su hermana Carmen, de González Egea, marcharon a vivir a Ciudad Jardín, no ocupando el chalet hasta terminada la guerra. Él en Almería -donde estuvo un tiempo detenido en la cárcel del Ingenio y después dirigiendo la asociación benéfica cuáquera la Gota de Leche- y ella en Granada, en la que trabajó temporalmente en el envasado de productos farmacéuticos.

González Montoya, presidente de la Federación de Caza, su gran afición, se distinguió por las mejoras técnicas introducidas en sus fincas agrícolas del término de Níjar: creación de praderas artificiales e introducción del riego por goteo, del que fue precursor en Almería; así como en la importación de ganado selecto de Inglaterra, país donde se educó y residió de los 7 a los 20 años. Ya de casado compartió residencia capitalina con la hacienda El Romeral, en San José. Falleció el 10 de diciembre de 1976 sin descendencia.

Francisca Díaz, su esposa, fue la continuadora de la gestión patrimonial legada. Presidió algunas entidades altruistas y vivió a caballo entre el chalé de la plaza Circular y la referida finca, además de frecuentes viajes a Inglaterra, Suiza, Biarritz o Miami. En febrero de 2010, la Junta de Andalucía la nombró hija predilecta, en reconocimiento a su continuada voluntad de ordenamiento y conservación de miles de hectáreas de alto valor ecológico en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, con lugares tan emblemáticos como Mónsul, Los Genoveses y el citado San José. Hectáreas de las que se descuentan las vendidas en los años setenta a la multinacional francesa del neumático Michelín. En aquellos parajes protegidos dirigió los hoteles Cortijo el Sotillo y Doña Pakita y explotaciones agropecuarias respetuosas con el ecosistema; razón por la que en 2009 fue distinguida con el premio de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Anunciada está la rehabilitación de otro conjunto de cortijos y viviendas de pastores (Las Chiqueras) como instalación hotelera, ubicado en la finca El Romeral, paraje de Los Genoveses. En 2011 el Ayuntamiento le impuso el escudo de oro de la Ciudad en mérito a la donación al municipio (en 1984) del citado chalé, donde actualmente abre sus puertas el museo pictórico que lleva su nombre. A título anecdótico, en él pernoctó el general Franco en su primera venida a Almería en 1943 y fue visitado en 1971, durante la Semana Naval, por el entonces príncipe Juan Carlos de Borbón. Francisca Díaz Torres, la mayor latifundista de la provincia, falleció el 18 de marzo de 2014, siendo enterrada en el cementerio nijareño del Pozo de los Frailes.




Sevillano Miralles Antonio





Política de Privacidad | Aviso Legal