FALCES LADRÓN DE GUEVARA, hermanos

Hijos de Antonio Falces y López de la Hoz y de Rosa Ladrón de Guevara, ambos de rancio abolengo y honda raigambre velezana, los tres hermanos, Pío, Antonio y Juan, constituyen un ejemplo representativo de la ruptura dramática que se produjo en nuestro país con motivo de la Guerra de la Independencia (1808-1814).

Antonio Falces y Ladrón de Guevara (Vélez Rubio, ca. 1790 – Francia, ¿). Debió estudiar Derecho en Granada, ciudad donde se establece a partir de 1804 para ejercer como abogado. Miembro de la Sociedad Económica de Amigos del País y, muy probablemente, amigo y compañero de otros destacados políticos y hombres de letras. Representó a su municipio natal en el pleito contra Vélez Blanco por la concesión de feria anual (1806) y dirigió las obras del nuevo matadero (1807). De ideología ilustrada y confiado en los avances del país vecino, con la llegada de las tropas francesa a Granada es nombrado comisario general de policía (I-1810 a IX-1812), uno de los puestos más relevantes de la nueva administración española. Sería condecorado con la Gran Orden Real de España por José Bonaparte. Como afrancesado y colaborador con los invasores, en 1812 se ve obligado a exiliarse a Francia, donde morirá.

Pío Falces y Ladrón de Guevara (Vélez Rubio, 1781 - ¿). Militar de carrera, en 1808 se pone al servicio de la causa nacionalista, protagonizando varias actuaciones reseñables: la defensa del castillo de Hostalrich con las tropas granadinas del marqués de Campoverde (I-III-1810); al mando de Regimiento de la Corona 5ª de Línea, defiende Tarragona del asedio francés (1811). Herido y condecorado con la cruz de 1ª clase de San Fernando, es ascendido hasta el grado de coronel cuando contaba con 29 años. Fue también sargento mayor del Regimiento de Infantería de América, gobernador del castillo de Lorca y encargado de despejar el camino de Valencia a Madrid con motivo del viaje de vuelta de Fernando VII en mayo de 1814. Sin embargo, a pesar de su postura política absolutista, en 1821, al comienzo del Trienio Liberal, le vemos como comandante accidental de la Milicia Nacional Voluntaria de Jaén.

Juan Falces y Ladrón de Guevara (¿) Avecindado hasta 1811 en Vélez Blanco, con la invasión francesa se convierte en un confidente más de José Villalobos Cabrera, comandante general de las guerrillas en la raya de Murcia. En febrero de 1811 es comisionado por el pueblo para desplazarse a Baza y hacer entrega al ejército francés de la cantidad recogida como imposición de los invasores. De inmediato es conducido a Granada y, hasta 1811, no volverá su pueblo, ahora en calidad de comisario de policía del gobierno intruso. Desalojados los franceses de Vélez Rubio en noviembre de 1811, se ve obligado a trasladarse de nuevo a Granada, desde donde sigue enviando información reservada a los ejércitos nacionales. En 1812 se exilia, obligatoriamente, a Francia y, dos años después, logra evadirse e instalarse definitivamente en Vélez Blanco. En 1818 fue sometido a un proceso de investigación sobre su ambigua conducta y actuación durante la invasión francesa.


Lentisco Puche José Domingo





Política de Privacidad | Aviso Legal