FUNES, los

Maestros de albañilería. Originarios de Motril, constituyen una saga de albañiles que se establecen en Adra y desarrollan su actividad en Las Alpujarras a lo largo del último tercio del siglo XVIII y comienzos del XIX. Francisco de Funes (Motril, ca. 1739 - Adra, 1806) es el mayor de los hijos del maestro de albañilería Félix de Funes (Motril, ca. 1712-?) que se traslada a Adra. En 1776 contrata la fábrica del cementerio de Laujar, diseñado por Juan de Castellanos y, en 1779, consta como asentista de la ampliación de la iglesia de La Alquería de Adra. En 1783 se declara maestro de alarife y arquitecto de carta mayor, y, a finales de ese año, realiza una inspección en la vega de Adra con motivo de las inundaciones producidas por el río y propone la construcción de murallones de cal y canto para su defensa. En este reconocimiento también participa su hermano Nicolás de Funes (Motril, ca. 1758-?), avecindado por entonces en Adra, que, a finales del setecientos, levanta la torre de la iglesia de Nieles, en 1803 reconoce la de Busquístar y, tras los terremotos de 1804, reconstruye la iglesia de Bubión, trabaja en el cementerio de Dalías e interviene en las obras de las iglesias de Rubite, Fregenite y Olías. Un tercer hermano, Antonio de Funes (Motril, ca. 1749-?), oficial de albañilería, se obliga en 1806 a realizar obras en el ingenio azucarero de Adra.

De todos ellos, el mejor documentado es Manuel de Funes Sánchez (Adra, ?-1821), hijo de Francisco de Funes, que, además de alarife, era un acomodado labrador y administrador de los diezmos del arzobispado. Este maestro lleva a cabo en los últimos años del siglo XVIII la ampliación de las iglesias de Lújar y Alcaudique y construye el cementerio de La Alquería. Como consecuencia de los terremotos de 1804, en compañía del alcalde José Carreño y Elías Gavilanes, inspecciona las secuelas del desastre en la villa de Adra, reconstruye la torre de su iglesia y ayuda al arquitecto Francisco Aguado en el reconocimiento del estado de la de Berja. Su destacada posición le permitirá firmar, en nombre de los labradores abderitanos afectados por la crecida del río en 1805, una solicitud dirigida al alcalde mayor para defender los pagos de la vega. Sus hijos serán unos labradores hacendados y Manuel de Funes Sainz (Adra, 1821- ?), además, fue organista de la iglesia de Adra a mediados de siglo y regidor de la villa en 1855. La tradición familiar continuará con el albañil Nicolás de Sierra Funes (Adra, ca. 1819-?), posiblemente nieto de María de Funes (Motril, ca. 1746 - Adra, 1799) o de su hermano Antonio.


Sánchez Real Javier





Política de Privacidad | Aviso Legal