Exposicíon fotográfica árboles singulares de Almería

EXPOSICIÓN EN PRÉSTAMO

 

Tras más de diez años de trabajo de campo, se han localizado, estudiado y fotografiado un importante inventario de árboles de nuestra provincia que podríamos considerar como muy especiales. La singularidad de estos ejemplares le viene otorgada por aspectos tan diversos como: su longevidad, varias veces centenaria; su resistencia a prueba de rayos; su morfología espectacular o caprichosa; su adaptación al entorno; su simbiosis con la población cercana o incluso su papel como fuente de inspiración literaria. 

Se trata de ejemplares aventajados en el lento proceso de crecer, testigos de otros tiempos, líderes de una “manada” que antaño pobló amplios parajes, o vástagos agradecidos al trabajo del agricultor. Pero también forman parte de la identidad de nuestro peculiar territorio y, por tanto, de los almerienses. 

Esta exposición pretende favorecer la divulgación de los valores ambientales y culturales que representan estos peculiares árboles y reivindicar su protección.

FICHA TÉCNICA DE LA EXPOSICIÓN:

 

Organiza:

Instituto de Estudios Almerienses y Grupo Ecologista Mediterráneo.

Coordinan:

Antonio Rubio Casanova y José Rivera Menéndez. 

Inventario, fotografías y textos:

Antonio Rubio Casanova. Grupo Ecologista Mediterráneo. 

Reproducción fotográfica: 

Dinasa. Laboratorio fototécnico y digital. 

Enmarcación:

Galería Acanto.

Impresión digital: 

Artes Graficas M-3

Diseño soportes difusión: 

Mª Manuela Arias.

 

Contenidos:

 

 

 

31 fotografías enmarcadas de 50 x 40 cm, con una selección de árboles singulares de la provincia de Almería.

 

 

01.- Abrucena Acer.JPG

02.- Alhabia Platanos.JPG

04.- Bayarcal tres castañosjpg.jpg

 07.- Chirivel Pino de los Chaveses.jpg

Aceres de Abrucena

 

A más de 2000 m. de altura, en la parte almeriense de Sierra Nevada, se alzan en el barranco del Rosal, un conjunto de ejemplares de 

 

Acer granatensis

 

 con unas dimensiones medias de 12 m. de altura, 12 m. de copa y casi 2 m. de perímetro troncal. Están considerados como los árboles más longevos y escasos de toda esta sierra.

 

Plátanos de Santa Cruz de Marchena

 

Sobresalen por encima de la torre de la iglesia. Son los más altos de la provincia y se imponen sobre la ribera de cítricos y huerta del río Nacimiento. Son ejemplares únicos. Sus troncos superan los cinco m. de perímetro.

 

Castaños de Bayárcal

 

Conjunto con extraordinarias dimensiones, superan los 8 m. de perímetro medio, sus frutos son tan exquisitos como cuantiosos. Se estima que tienen más 500 años. Sus enormes copas y troncos les otorgan el título de los árboles más grandes de la provincia.

 

Pino de los Chaveses. Chirivel

 

Vive al sur de la Sierra de María. Tiene unas dimensiones extraordinarias entre las que destaca un perímetro medio que supera los 3,5 m. Además, su posición fuertemente inclinada magnifica su singularidad.

 

 

08.- Chirivel Sabina.JPG

09.- Enix Encina La Zarba JPG

10.- Fiñana Pino Piñonero Zonzas.jpg

14.- Lucar Almez.JPG

Sabina de Chirivel

 

A 1700 m. de altitud, en Sierra María, encontramos esta sabina albar, de una longevidad extraordinaria, que en combinación con su aislamiento nos hace soñar acerca de lo que llegaron a ser los bosques de los que procede. Con una copa aparasolada de más de 16 m. de diámetro, un perímetro troncal que supera los 3 m. y una altura de casi 10 m. , ha sido fuente de inspiración para el poeta Julio Alfredo Egea y uno de los símbolos del Parque Natural de Sierra María-Los Vélez.

 

Encina de la Zarba. Sierra de Gádor. Enix

 

Se la denomina “encina del real” porque hace mucho tiempo, este solitario y magnífico ejemplar, se libró de la tala al ser comprado por un pastor por la citada cuantía (unos 0,15 €.) para servir como sestero para su ganado. El perímetro de su tronco supera los 2,5 m.

 

Pino piñonero de Zonzas. Fiñana

 

Da sombra a una antigua ermita. Cuentan que crece buscando el cielo y que está bendecido. Su tronco es recto, cilíndrico y robusto. Está dotado de una extraordinaria copa aparasolada rebosante de grandes piñas. Su perímetro troncal supera los cuatro m.

 

Almez de Lúcar

 

Cuentan que tiene los mismo años que “El cortijo del Sache”, una construcción del siglo XVIII que se ubica al lado de este magnífico ejemplar. Su copa majestuosa y bien formada, junto con su enorme tronco, lo convierte en uno de los ejemplares más destacables de la Sierra de las Estancias.

 

 

15.- Níjar Olmo.JPG

16.- Níjar Olivos Rambla Viruegas.jpg

19.- Partaloa Olivo.JPG

 20.- Rioja Olmo.JPG

Olmos de Níjar

 

Conjunto de ejemplares ubicados en la plaza del mercado de esta villa. Sus diámetros superan los 5 m. Probablemente su gran tamaño se debe a que sus raíces se nutren de agua procedente de la fuente de Níjar, cuya acequia de distribución discurre bajo la citada plaza.

 

Olivos de la rambla de Aguamarga. Níjar

 

Su rara y extraordinaria morfología, sus más de 5 m. de perímetro, así como el singular entorno en el que se encuentran - Reserva de la Biosfera y Parque Natural Cabo de Gata-Níjar- sitúan a estos ejemplares en el ranking de los olivos más destacables de España.

 

Olivo de Partaloa

 

Casi 10 m. de perímetro de tronco hacen de este olivo centenario, un ejemplar único y singular al diferenciarse de la homogeneidad actual de los cultivos de olivar.

 

Olmo de Benahadux

 

Se trata del ejemplar de mayores dimensiones de todo el río Andarax con 4,80 m. de perímetro. Su tronco cilíndrico es perfecto al igual que la estructura redondeada de su copa, consecuencia de una tracería perfecta.

 

 

21.- Roquetas Taray.JPG

23.- Serón encina de la peana tronco.JPG

26.- Sorbas eucalipto Ctjo El Hoyo.jpg

27.- Sorbas Pino El Zoca.jpg

Taray de Roquetas de Mar

 

Este “atrevido” ejemplar destaca por vivir cerca de las antiguas salinas y casi dentro del mar -en ocasiones se deja inundar por los temporales de poniente.- Su tronco tiene un perímetro superior a 1,5 m. . Además, simboliza la escasez de entornos naturales en los que esta especie se desarrollaba no hace tantos años. 

 

Carrascón de la Peana. Serón

 

De silueta perfecta y dimensiones extraordinarias, destaca, sobre todo, por el contrafuerte de la base de su tronco que alcanza los 15 m. de perímetro. Forma parte del inventario de Árboles Singulares Andaluces.

 

Eucalipto de Sorbas

 

El tronco de este ejemplar supera los 5 m. de perímetro. Su densa y enorme copa de 20 m. de diámetro iguala a su altura. En 1995, dio cobijo bajo su sombra a un rebaño de 700 cabezas. Pastores mayores cuentan que sus raíces horadaron hasta un pozo cercano de 60 m. de profundidad, secándolo.

 

Pino piñonero del Zocá. Sorbas

 

Las familias de alfareros mas antiguas de Sorbas, cuentan que siempre lo conocieron con el mismo porte. Es un ejemplar que supera los 25 m. de altura y su tronco alcanza, en la base, los 6,5 m. Sus piñones son muy apreciados.

 

 

30.- Velez Blanco Encina Las Lagenas.JPG
Encina del Cortijo Perigallo. Vélez Blanco

 

Estuvo ardiendo durante tres días consecutivos. Destaca por su perímetro troncal medio de 8,90 m. y por la impronta que dejó el impacto del rayo, esculpiendo su forma caprichosa.

 

28.- Tabernas olivo.JPG
Olivo de Tabernas

 

Cuentan que es seis veces centenario y que los árabes ya recolectaban sus frutos. Destaca por su rotunda estructura, constituyendo el olivo de mayor porte presente en esta singular zona geográfica.

 

31.- Huercal Overa (Paises Bajos) Olivo.JPG

Olivo de Huércal Overa.

 

Un ejemplo de árboles singulares que nos abandonaron al finalizar su ciclo vital o por abandono y desidia. Este espectacular ejemplar de acebuche domesticado y de forma caprichosa, se vendió a una empresa de jardinería y hoy adorna el patio central de un conjunto de edificios de Centro Europa.

 

29.- Tíjola Higueral Encina del Cortijo La Fuente.jpg

Encina del Higueral. Tíjola

 

Por su porte y dimensiones es el árbol más extraordinario de la Sierra de las Estancias. Destaca la perfección de su tronco de cinco m. de perímetro y una copa aparasolada, perfectamente estructurada. Un antiguo propietario, D. José A. Herrerías, llego a coger catorce fanegas (aprox. 850 Kg.) de dulces bellotas.

 

 

03.- Bacares Chopo de San Juan.JPG

05.- Berja Platanos paseo del siglo.JPG

06.- Canjayar Algarrobo del Corral de Domingo El Pastor .jpg

11.- Gergal Cipreses.jpg

Chopo de la fuente de San Juan. Bacares

 

Sus raíces están ancladas en el fondo de un balsón que recibe aguas cristalinas y frías. Sus dimensiones extraordinarias, con más de 25 m. de altura y un perímetro medio de 3 m., lo hacen merecedor del calificativo de ejemplar singular.

 

Plátanos del Paseo del Siglo. Berja

 

Más de 400 ejemplares plantados a principios del siglo pasado, parecen desfilar a ambos lados de la carretera que une Adra con Berja. Su edad, tamaño (algunos con más de seis m. de perímetro) y su buen estado de conservación, permiten observar un estilo urbanístico de épocas pasadas: la paciencia de ver crecer, de crecer junto a conjuntos arbóreos históricos.

 

Algarrobo de Canjáyar

 

Por su altura, diámetro y un perímetro que sobrepasa los 8 m. este excepcional ejemplar destaca en todo el río Andarax. Se vio amenazado por el trazado de la carretera, pero gracias a las protestas ciudadanas continúa con nosotros.

 

Cipreses de Gérgal

 

Son dos impresionantes ejemplares cuyos perímetros superan los dos m. . El escritor Eduardo G. Zárate los describe en detalle: (…) 

 

marcan, en la lejanía, el viejo valle del olivar de Gérgal. Uno de ellos, el más alto, el más frondoso, en sus cerca de 30 m. de altura se inclina día a día como protegiendo al pequeño. El viento de poniente que sopla con fuerza, en ocasiones, entrelaza sus ramas en un alarde de coexistencia solidaria

 

.

 

 

12.- Gergal Olmo.JPG

13.- Huercal Overa Almez.JPG

17.- Oria Enebro Barranco Quiles.jpg

18.- Paterna Los Rodriguez Castaño.tif

Olmos de la plaza de Gérgal

 

Sus perímetros rozan los 5 m. de longitud Ejemplos de un pasado en el que era habitual plantar árboles autóctonos de gran talla y copa amplia y tupida. La sombra que proyectan convierte esta plaza en un lugar privilegiado para charlas y reuniones. Una placa, colocada en una fachada frente a ellos, conmemora su plantación en el año 1.884. 

 

Almez de Overa

 

De dimensiones morfológicas extraordinarias y porte perfecto este singular árbol ha vivido siempre al amparo de los lugareños. Sus ramas jóvenes se han utilizado para confeccionar todo tipo útiles de madera para trabajar el campo. Sus frutos son exquisitos, abundantes y muy apreciados por los niños de la zona.

 

Enebro de la rambla de los Quiles. Oria

 

Su tronco alcanza casi 1 m. de perímetro y permanece como vestigio de antiguos ejemplares que llegaron a tener más de 2 m. . Su madera y sus frutos eran muy apreciados, destilándolos se obtenía la miera -un aceite contra la sarna del ganado- y aromas para elaborar bebidas tradicionales.

 

Castaño de los Rodríguez. Paterna del Río

 

Este ejemplar, varias veces centenario, destaca por la morfología de su tronco con forma helicoidal, muy caprichosa. Bajo su sombra han sesteado más de 200 ovejas y cabras, pero dentro de su tronco hueco, a modo de apartamento, conviven varias cabezas.

 

 

22.- Serón Chopo y encina Fargalí.TIF

24.- Serón Pino del Calar del Gallinero.jpg

 25.- Serón Serval Los Sapos.TIF

Encina y chopo del Fargalí. Serón

 

De dimensiones y estructura extraordinarias (el chopo supera los 25 m. de altura y la encina ofrece un perímetro de tronco que supera los 6 m.) simbolizan un conjunto de opuestos (horizontal y vertical, hoja perenne y caduca) que representan la versatilidad del mundo arbóreo y evocan a la conocida pareja de hidalgo y escudero.

 

Pinos laricio del Calar del Gallinero. Serón

 

Con una altura cercana a los 20 m. y perímetros que rozan los 3 m. se dibujan como atalayas en un entorno forestal privilegiado como es la Sierra de Filabres. Forman parte de los mismos ejemplares con los que se reparó la armada invencible. Hoy sólo quedan 64 pies dispersos que constituyen auténticas plantas madre productoras de semillas.

 

Serval de los Sapos. Serón.

 

Árbol que sobrevivió a un impacto de rayo. Sus frutos comestibles eran muy apreciados y se conservaban entre granos de centeno y trigo. Sus dimensiones, su vetustez y el que sea una especie dispersa y escasa, lo convierten en un ejemplar único de la Sierra de los Filabres.

 

 



 

PROGRAMACIÓN



 

 

Información



Instituto de Estudios Almerienses

 


Horario: de 9,00 a 14,00 horas, de lunes a viernes.

 


Plaza Julio Alfredo Egea, 3. 04071, Almería

 


Telf: 950 281 848 / 847

 


Fax: 950 281 827

 


www.iealmerienses.es

 


correo electrónico: iea@dipalme.org

 

 

 

Instituto de Estudios Almerienses



Logo del IEA

Grupo Ecologista Mediterráneo

 



Logo Gem