Fernando CHARRÁN SALCEDO


CHARRÁN SALCEDO, Fernando (Almería, 1609 - Granada, 1685). Sacerdote e historiador.


      Fue el primero de los hijos del matrimonio formado por Juan Charrán y Ana Salcedo. Bautizado en la parroquia de San Pedro, estudió en el Colegio Seminario de Almería. En 1632, siendo diácono, fue nombrado secretario y archivero del Cabildo y se le encargó la redacción en latín de las bulas y demás documentos. En 1633 se ordena de presbítero y ocupó los curatos de Rioja, el Sagrario y Santiago, siendo después contador general de iglesias durante el episcopado de José de Argáiz, que lo hizo su capellán. En 1649, tras presentar las correspondientes pruebas de limpieza de sangre, tomó posesión de una ración en la Catedral de Guadix (Granada), pasando poco después a la de Almería. Cuando Argáiz tomó posesión del arzobispado de Granada (1654), reclamó a nuestro hombre como su secretario. Fue primero racionero de la Catedral de Almería, luego, canónigo del Salvador y, más tarde, de la Catedral granadina, donde fue compañero y muy amigo de Alonso Cano, que le nombró albacea testamentario.

      Fernando siempre recordó con afecto su tierra natal y en varias ocasiones envió regalos para la Catedral y la Virgen de la Piedad, de la que era especialmente devoto, como varios cuadros y un Crucificado, obras todas, según sus propias palabras, “hechas de la mano de Cano”, la mayor parte de ellas desaparecidas desgraciadamente, pues sólo se salvaron tres cuadros: la Anunciación, La Asunción y Santa Teresa, existentes hoy en el retablo de la Piedad.

      Figura ilustre, escribió un Catálogo de los prelados de la Iglesia de Almería (hacia 1679) y, más tarde, una historia de Almería y de San Indalecio, que llevaba por título Vida del Santo Patrono Sr. San Indalecio y antigüedades de Almería, y que muy probablemente sirvió de base a la que años más tarde escribiera el deán Orbaneja. Lamentablemente, ambas obras están perdidas. Aunque sabemos que hizo testamento en Granada (30-XII-1667), dado que se copia parte del mismo en acta del Cabildo Catedral de Almería (18-IX-1667), no hemos podido dar con el documento. Suponemos que se quemaría en el incendio que sufrió el Archivo de Protocolos de Granada. Sin embargo, sí hemos encontrado un codicilo fechado en 1683, ante Juan Francisco Tafur.




Gómez Ruiz, Trino





Política de Privacidad | Aviso Legal