Pedro JOVER Y TOVAR


JOVER Y TOVAR, Pedro (Almería, 1855 - Bahía de Biafra, África, 1901). Diplomático.


      Hijo de Francisco Jover Berruezo (1823-1878), alcalde de Almería y diputado de las Cortés de 1869. Estudió Derecho y se marchó al extranjero a aprender idiomas. En 1875 emprendió la carrera diplomática, debutando como agregado en la Legación española en Bruselas. En 1877 pasó al Ministerio de Estado y, al año siguiente, se le concedió la Cruz de Leopoldo de Bélgica. En 1882 era oficial de la secretaría particular del Rey. En 1885 ya era gentilhombre de Cámara. Este mismo año se le concedió la Cruz de Carlos III, pasando a la secretaría del duque de Montpensier. En 1886 ascendió a tercer secretario. En 1888 fue destinado a la embajada de Londres, de donde pasó a Tánger en 1889. Ascendió a segundo secretario en 1891, renunciando al nuevo destino para encargarse de la secretaría del infante Antonio de Orleáns, acompañándole a un viaje a América (1893). En La Habana le dieron el título de teniente coronel de Voluntarios. En 1895 volvió a su carrera, prestando sus servicios en las embajadas de Lima y Sucre. En esta ciudad concertó un tratado tan beneficioso para España e Italia que fue recompensado con la encomienda de Isabel La Católica. Durante 1898 se encargó de la Legación española en Italia, donde recibió la encomienda de la Corona de Italia y la encomienda de Carlos III. En 1899 era el primer secretario de la embajada de España en Londres. Se le conocen algunas obras: De Cádiz a Fernando Poo, Viaje a Chicago y Echegaray en Almería.

      En la conferencia de Berlín de 1899 se dispuso que los países con posesiones en África podrían reclamar tierras anexas a sus límites. A España le correspondían unos 180.000 km2; sin embargo, sólo nos adjudicaron unos 28.000 km2. En 1900 pasó a la Conferencia Internacional como delegado plenipotenciario de España. En mayo de 1901, con el cargo de Comisario Regio, fue a tomar posesión de la cuenca del río Muni en Guinea Ecuatorial con un destacamento muy reducido de soldados y científicos para hacerse cargo de Bata. En las negociaciones con los franceses nos despojaron de la mayor parte del territorio que correspondía a la corona española. Jover, amargado, se suicidó en el vapor Rabat, cuando volvía, pegándose un tiro el día 30-X-1901; siendo enterrado en el mar, en la bahía de Biafra. El estado español dio el nombre de “Cumbre de Jover” al pico más alto de los montes Bombananyoko.




Verdejo Lucas, José María





Política de Privacidad | Aviso Legal | Versión: 2.1.1 | 23/09/2022