Simón BENÍTEZ MENA


BENÍTEZ MENA, Simón (Huércal Overa, 1765 - , Sin datos). Abogado y militar.


      Estudio Filosofía y Leyes en Orihuela, obteniendo el Grado de Bachiller en Derecho Civil (15-IV-1799), siendo recibido como abogado en los Reales Consejos (9-I-1795). Antes, en 1791, fue nombrado síndico personero de la villa de Huércal Overa, desempeñando el cargo de asesor general del concejo en 1800, 1801 y 1804. En 25-VI-1804 ganó por oposición una plaza en la Relatoría de la Sala de Alcaldes de Casa y Corte y, posteriormente, la del Consejo de Indias. Organizó y comandó una partida de escopeteros contra los contrabandistas de la zona (1791 y 1804) y, más tarde (30-I-1809), recibió de la regencia la real ordinaria jurisdicción de la villa de Huércal Overa, continuando con sus esfuerzos contra los contrabandistas y desertores del ejército.

      Con motivo de la Guerra de la Independencia prestó numerosos servicios. En abril de 1809 fue designado comandante de la fuerza que debía resistir a los franceses, organizando cuatro compañías de milicianos. El conde de Villariezo, capitán general del Reino, le nombro capitán (19-VII-1809) y, seguidamente, comandante interino. Al año siguiente, pasa a Lubrín, siendo comisionado para unir todas las guerrillas que se estaban levantando por orden del general Joaquín Blake. En Almería reforzó la defensa de la ciudad, siendo nombrado auditor y obteniendo licencia del general para imprimir una proclama que había redactado, como un testimonio público de su celo y patriotismo. Ante la caída de Granada, consiguió la protección para Huércal Overa de la ciudad de Murcia, obteniendo permiso del comandante de aquel Reino para reunir todas las fuerzas posibles del río Almanzora y emprender hostilidades contra las tropas enemigas. La falta de constancia de algunos huercalenses le llevó a instalarse en Orihuela, a cuya Junta Provincial presentó un Plan de guerra contra los franceses, dirigiendo dichas fuerzas en auxilio de Murcia (7-II-1811). En 1810 fue nombrado regidor decano del Ayuntamiento de Huércal y Overa. Los franceses atentaron contra su patrimonio incendiándole su casa y condenándolo a muerte, además, un discurso suyo (31-I-1811) provocó que pusieran precio a su cabeza, con una recompensa de 50.000 reales. Paralelamente desarrolló un Plan de intendencia para el ejército. Con fecha 31-XII-1810, el Ayuntamiento de Lorca le concede la vecindad, expresando que lo hacía con el mayor gusto “atendidos los justos motivos que expresa, y ser públicos a la ciudad y sus vecinos el patriotismo de este abogado, y su decisión por la justa causa, en cuya defensa todos estamos interesados”.

      Sin embargo, a pesar de su patriotismo, no se vio libre de la persecución de elementos liberales por parte de la Corona: en la causa instruida en 1823 contra los comuneros, fue procesado en Lorca, siendo alcalde mayor el Marqués del Villar. En la relación de méritos que presenta su mujer, Josefa Ballesta Mena, se alega que “Luis XVIII le agració, sin pretenderlo, con el uso de la flor de lis, por su adhesión a la dinastía de los Borbones; que con sus hijos entró en la coalición secreta, ofreciendo 4.000 hombres armados para rescatar de Valenzey a don Fernando VII; que lejos de complicarse en la revolución, dio un público testimonio de su celo y amor a nuestro Rey en todo el lleno de sus atribuciones, por lo que se le formó causa en esta ciudad en el año pasado de 1822 con todo lo demás que baste a su defensa, y hacer ver al mundo entero que son falsas y calumniosas las imputaciones con que han denigrado su buen nombre”. Simón Benítez se acogió al indulto que el Rey expidió el 31 de mayo para esta causa. Desconocemos las circunstancias de la etapa final de su vida.




Rubio Simón, Antonio J.





Política de Privacidad | Aviso Legal | Versión: 2.1.1 | 23/09/2022