Jimena QUIRÓS FERNÁNDEZ Y TELLO


QUIRÓS FERNÁNDEZ Y TELLO, Jimena (Almería, 1899 - Madrid, 1983). Oceanógrafa.


Nació en Almería el 5 de diciembre de 1899. Su familia viajaba mucho a causa del trabajo de su padre. Su hermano mayor nació en Alicante, mientras que Jimena y sus hermanas nacieron en Almería. Al poco de nacer Jimena, sus padres se separaron y él desapareció de sus vidas. Su madre, que había abierto un colegio en Almería, sacó adelante a su familia.

Jimena comenzó a estudiar Ciencias en la Universidad Central (la actual Complutense de Madrid) en 1917. Vivía en la Residencia de Señoritas, la menos conocida de las dos instituciones madrileñas que fueron el centro de la cultura en España a principios del siglo XX. En 1919, su interés por las ciencias marinas le llevó a realizar un curso en los Laboratorios Centrales del Instituto Español de Oceanografía (IEO). En abril de 1920 sería nombrada “alumna interna” del IEO.

En septiembre de 1921, se licenciaría en Ciencias con premio extraordinario en la sección de Naturales. Ese mismo año, participaría en una expedición a bordo del buque Giralda por las costas españolas del Mediterráneo y se convirtió en la primera científica española en participar en una campaña oceanográfica.A su vuelta de la campaña sería nombrada el 28 de diciembre de 1921, por oposición, ayudante del Laboratorio de Baleares del IEO, rompiendo otra barrera al convertirse en la primera mujer contratada por esta institución científica.

En marzo de 1922 se trasladó al laboratorio de Málaga del IEO, donde trabajaría principalmente en el estudio de moluscos. En 1923 publicó el que sería el primer artículo científico en el ámbito marino que firmaba una mujer en España, titulado: “Algunos moluscos comestibles de la provincia de Málaga”. En diciembre de 1923 volvería a la sede central del IEO en Madrid, donde trabajaría en el Departamento de Oceanografía con Rafael de Buen.

Con su vuelta a Madrid, Jimena volvió a vivir en la Residencia de Señoritas, pero esta vez para ejercer de profesora de Zoología, Biología, Geología y Mineralogía.

En 1925 asistió a un curso de biología marina que el profesor de la Universidad Sorbona de París M. Adrien Robert impartió en el IEO y ese mismo verano hizo una estancia en el Laboratorio de la Universidad de París y en la Estación Biológica de Roscoff, situada en la Bretaña francesa.

En 1926 solicitó una beca para una nueva estancia en la Universidad de Columbia, bajo la dirección principal del profesor Douglas W. Johnson, reconocido geógrafo y geólogo. La Junta para la Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas le concedería la beca, convirtiéndose en una de las primeras mujeres en recibir este tipo de ayudas.

A su vuelta a España, su activismo político y, especialmente, su activismo por la igualdad de derechos de la mujer fue a más y empezó a convertirse en una de sus principales prioridades. Desde 1924 Jimena ejercía de vicepresidenta de la Asociación Juventud Universitaria Femenina, pero fue a su vuelta de EEUU cuando se intensificó su participación. En 1928, España había sido designada para organizar la XII Conferencia Internacional de la Federación Internacional de Mujeres Universitarias y Jimena presidió el comité de organización.

Sin duda esta conferencia internacional intensificó la actividad de la Asociación Juventud Universitaria Femenina en general y la de Jimena en particular. Durante los siguientes años, Jimena, junto a María de Maeztu, Clara Campoamor, Elisa Soriano o Matilde Huici, entre otras, participaron en multitud de actos en los que reivindicaban los derechos de la mujer. Jimena también impartió conferencias en la Sociedad Geográfica Nacional y en el Lyceum Club Femenino relacionadas con sus trabajos en geografía en EEUU.

En 1930, coincidiendo con el final de la dictadura de Primo de Rivera, Jimena comenzó a militar en el Partido Republicano Radical Socialista. Durante la campaña electoral previa a las elecciones generales, participó en varios mítines como ponente. Las bases del partido seleccionaron a Jimena para ser candidata por Almería, pero finalmente la dirección nacional eligió a los hijos de Nicolás Salmerón. En 1932 Jimena pasó a liderar la sección femenina del partido y, según algunos diarios de la época, de nuevo estaba en las quinielas para ser candidata a las elecciones generales de 1933.

En lo profesional esos años también fueron muy convulsos para Jimena. En mayo de 1932 encargaron a Jimena un trabajo en el mar Cantábrico para tomar datos oceanográficos. Durante tres meses, Jimena recibió el encargo de tomar diariamente medidas de temperatura, transparencia y salinidad del agua en dos estaciones: una en el interior de la bahía de Santander y otra en el exterior. En su informe, Jimena puso en evidencia los errores metodológicos en las instrucciones que le dieron en su departamento para los muestreos y fue muy crítica con el trabajo que se llevaba haciendo en los últimos años en la bahía. Analizó meticulosamente los datos oceanográficos recogidos en ambas estaciones hasta la fecha y demostró que no eran válidos ni aprovechables.

Al volver a Madrid comenzaron sus problemas en el IEO. Jimena tenía de plazo lo que restaba de 1932 para entregar el informe completo de su trabajo en Santander. Sin embargo, llegó el mes de enero sin que Jimena lo hubiese terminado y Odón de Buen, a petición de su hijo Rafael, ordenó apartar a Jimena del Departamento de Oceanografía para quedar adscrita al de Comercio y Técnica de la Pesca y le dio un plazo de 48 horas para entregar el informe. Jimena acudió a Odón para explicarle que el informe estaba terminado a falta de los cálculos, que no los había podido realizar porque las únicas tablas de cálculo existentes las estaban utilizando. Pese a las explicaciones, finalmente, el 8 de febrero de 1933 Odón de Buen, en base a las acusaciones de Rafael de Buen -que además de la no entrega del informe incluían la falta de asistencia a su puesto de trabajo-, ordena instruir expediente a Jimena y designa como juez a Fernando de Buen, otro de sus hijos. El pliego de cargos le fue entregado a Jimena el 14 de febrero y no fue hasta casi un año después cuando le fue notificada la resolución en su contra. Un año “sometida injustamente a un expediente que mermó su honorabilidad profesional frente a sus superiores y compañeros”, según relataría Jimena más tarde. En el juicio quedó demostrado que Jimena no dispuso de las tablas de cálculo necesarias para terminar su informe hasta 10 días antes de entregarlo. Demostró también que asistía sin falta a su trabajo y que el expediente al que había estado sometida no estuvo bien fundamentado ni fue justo. El juez resaltó en su resolución las contradicciones de Rafael de Buen en sus declaraciones y el 29 de junio de 1934 comunican a Jimena que queda absuelta de todos los cargos.

Durante este tiempo de disputas legales, Jimena buscó en la docencia una oportunidad de cambiar de aires y apartarse temporalmente del IEO. En junio de 1933 hizo y aprobó los cursos de selección de profesorado para institutos de segunda enseñanza. Fue destinada como profesora de Historia Natural en el Instituto Nacional Nuevo de Bilbao, donde ejerció durante un curso completo.

A finales de 1934 volvió a Madrid y se reincorporó al IEO, donde continuó desempeñando su cargo hasta que se declaró la Guerra Civil y el Gobierno de la República le ordenó volver a ejercer como profesora de instituto. El 6 de agosto de 1936, después de que el Frente Popular incautase la institución, Jimena formó parte de la nueva junta directiva de la Sociedad Geográfica Nacional. Justo dos meses después, el bando sublevado fusilaba a su hermano José Quirós en Toledo, que ya no ejercía en la política y trabajaba en la agencia de noticias Febus.

En mayo de 1938, sin explicar las causas, Jimena fue destituida de su cargo en el IEO, a petición del ministro de Defensa Nacional Juan Negrín y López del Gobierno de la República.

En 1939, tras finalizar la Guerra, el bando nacional ordenó a Jimena volver a Madrid y presentarse ante el Ministerio de Marina. En octubre de 1940 le comunican su cese definitivo por considerarla “de ideas izquierdistas, por haber pertenecido al Partido Radical-Socialista desde su fundación, haber tomado parte en las deliberaciones y debates del Congreso del Partido y, al producirse el Alzamiento, continuar haciendo manifestaciones de la misma ideología y, en relación con los dirigentes del Frente Popular, haber recibido diferentes cargos, predominantemente culturales”.

Jimena sobrevivió a la guerra, suerte que no corrió su hermano, pero su carrera como científica y su lucha por la igualdad de derechos quedó truncada. Trató de rehacer su vida en Madrid. Trabajó muchos años en una academia privada dando clase y cuidó de su madre hasta que falleció.

En 1966, Jimena inició su última batalla legal. En el mes de noviembre obtuvo el indulto por parte del Gobierno franquista y Jimena comenzó a pelear por su reingreso en el IEO. Tres años después, el 21 de noviembre de 1969, se le reconoce el derecho al servicio activo, sin embargo, al tener ya más de 70 años se reincorpora en calidad de jubilada.

Jimena nunca se casó ni tuvo hijos. En 1983 falleció.

 

BIBLIOGRAFÍA:

LOZANO ORDÓÑEZ, Pablo, “Jimena Quirós: la Guerra Civil truncó la carrera de la primera oceanógrafa en la historia de España”, blog Oceánicas (30 de octubre de 2018): https://oceanicas.ieo.es/jimena-quiros-la-primera-oceanografa-en-la-historia-de-espana-cuya-carrera-trunco-la-guerra/

 

 

 




Lozano Ordóñez Pablo





Política de Privacidad | Aviso Legal | Versión: 2.1.1 | 23/09/2022