Antonio FELICES ÁLVAREZ


FELICES ÁLVAREZ, Antonio (Pechina, 1943 - Almería, 2017). Sacerdote y vertebrador social de un pueblo de colonización.


Hijo de Francisco y Carmen, nació en Pechina el 5 de enero de 1943. Dada su pronta vocación sacerdotal, con 11 años ingresó en el Seminario Menor, completando su formación eclesiástica en el Mayor de la diócesis urcitana. Ordenado presbítero en 1966, el 2 de septiembre celebró su primera misa en la parroquia de San Pío X. A continuación, Sierro, Suflí y Armuña serían los destinos asignados por el obispo Suquía Goicochea. Hasta que en 1970 fue nombrado capellán de la Zona Poniente de Colonización: en las parroquias de San Benito (Vícar Pueblo), en la recién constituida de La Puebla de Vícar y de La Asunción (Las Cabañuelas).

Tras residir interinamente en un cortijo entre invernaderos, se instaló con su tía Isabel Álvarez en calle Los Pinos. Pese al ingente reto pastoral al que se enfrentaba, el pechinero no se limitó a la estricta tarea litúrgica. Antonio Felices trabajó intensamente en la vertebración social de los nuevos colonos, diseminados territorialmente y de variadas procedencias. Con especial énfasis entre los grupos de jóvenes y en la enseñanza de adultos: organizando clases nocturnas para la obtención del Graduado Escolar, complementaria a la estatal y reglada. En dicha misión jugaron un importante papel las cinco Damas Catequistas Dolores R. Sopeña, llegadas de Almería. El emprendedor sacerdote se granjeó el respeto y cariño del vecindario vicario, reconociéndolo con el monolito que a la entrada del pueblo señala “Calle del párroco Antonio Felices”.

Su estancia en Vícar finalizó en 1990, en que fue adscrito a la parroquia almeriense de Regiones Devastadas y, posteriormente, en la aledaña de San Luis Gonzaga. Su labor eclesial la compartió con la docencia en colegios e institutos y como consiliario de la HOAC (Hermandades Obreras de Acción Católica) y JOC (Juventudes Obreras Católicas), además de capellán de la comunidad de Salesianas y en el convento de las Puras (2005-2017), donde dejó grato recuerdo. El 24 de dicho 2017, tras luchar con la cruel enfermedad que le aquejaba, se produjo el óbito en la residencia sacerdotal San Juan de Ávila. El plenario municipal de 26 de agosto de 2021 acordó dedicarle la “Plaza Cura Antonio Felices Álvarez”, en el barrio de San Luis, en recuerdo de quien fuera su párroco durante 27 años.

 




Sevillano Miralles Antonio





Política de Privacidad | Aviso Legal | Versión: 2.1.1 | 23/09/2022