Dietmar ROTH 


ROTH, Dietmar (Celle, Baja Sajonia, Alemania, 1963 - Almería, 2021). Historiador. Dinamizador cultural.


La curiosidad permanente, la pasión por el conocimiento y la cultura puestos al servicio de los más cercanos, con el objetivo de colaborar en la construcción de un mundo más humano, han sido el centro de los numerosos proyectos que ha generado y en los que ha participado Dietmar Roth. Un recorrido vital, cerrado de forma abrupta, que ha dejado sin terminar numerosas labores en las que estaba implicado en ese momento.

Nació el 5 de abril de 1963 en Celle (Baja Sajonia, Alemania). Hijo de Leo Roth y de Almuth Petersen, catedrático y profesora de la Universidad de Bremen, respectivamente. Asistió al colegio de primaria en Mittelstendorf y Worpswede y cursó Bachillerato en el Instituto de Lilienthal, todos en la Baja Sajonia.

Su recorrido universitario es amplio y complejo. Estudió en las Universidades de Bremen y Colonia, donde en 1994 obtuvo el título de licenciado en Historia, Filología Hispánica y Pedagogía, con una tesina titulada Condiciones antropológicas e intenciones didácticas del teatro de los jesuitas en Pedro Pablo de Acevedo; ya había conseguido (1986) un Diploma de Estudios Hispánicos en la Universidad de Salamanca, en una estancia de dos cursos que le cambiaría radicalmente, porque allí conocería a Ana Sánchez, el amor de su vida. Ya establecido en Vélez Blanco, obtuvo la homologación de su título por el de licenciado en Historia y defendió su tesis doctoral en la Universidad de Almería (2015), sobre Ascenso y permanencia de la élite en un centro administrativo señorial: Vélez Blanco 1503-1752.

Dietmar Roth estableció su residencia en el antiguo marquesado velezano gracias a una serie de circunstancias que marcaron su vida. Tras realizar sus estudios en Salamanca trabajó en el Centro de Estudios Lingüísticos Klisa de Colonia (Alemania), donde enseñaba español a ejecutivos alemanes interesados en la lengua de Cervantes. Así conoció a Peter Hagemann, directivo del grupo de empresas Mibeg que ya habían realizado inversiones en Vélez Blanco; a Harald Klöcker, periodista, escritor de libros de viajes; y entró en contacto con la fundación Horstmann para la Educación Medioambiental.

La llegada a la localidad velezana recogió y fomentó las pasiones y las ilusiones que orientaban su vida. Entre las primeras, Ana, con la que se casaría en 1995; y la historia, que se vería potenciada por su inmersión en la vida, las costumbres y el rico pasado de la comarca. Su desarrollo profesional gira radicalmente al establecerse en una casa que la empresa alemana había comprado y rehabilitado en la Corredera, trabajando en la constitución de la sucursal española, supervisando la reconstrucción de la casa de los Arcos, así como desarrollando toda la planificación, organización y el control de las actividades formativas que para organismos y empresas alemanas realizaba el grupo Mibeg. De manera paralela comenzó a desarrollar diversas cooperaciones entre instituciones y empresas españolas y alemanas.

Las numerosas inquietudes que tenía pivotaban siempre en torno a la cultura, entendida en su acepción más amplia. Como se ha apuntado, la fundación Horstmann gestionaba proyectos de educación ambiental, en los que se implicó desde el primer momento. En estos casos, como en todas las iniciativas que ponía en marcha o participaba, su implicación fue total, generosa y pone de manifiesto dos caracteres que han guiado su vida: el altruismo y la filantropía. Prueba de ello han sido también su mecenazgo en los conciertos del Festival de Música Renacentista y Barroca, los concursos de pintura locales o su implicación en la búsqueda y transmisión a sus vecinos y conocidos de cuantos documentos o noticias encontraba en los archivos sobre sus antepasados.

La gestión de la casa de los Arcos orientó su formación hacia el turismo, la educación ambiental, el voluntariado y la asistencia técnica universitaria. En esta línea destacan la realización de un curso de Especialista en Gestión de Establecimientos de Alojamiento y Restauración en el Centro de Desarrollo de Directivos de la Universidad Politécnica de Madrid (1999-2000); la organización y dirección de aulas de naturaleza hispano alemanas; la dirección de proyectos europeos de voluntariado, formación profesional e intercambio juvenil en el contexto del Servicio Voluntario Europeo, Leonardo da Vinci y Juventud con Europa; y la asistencia técnica para realización de prácticas, tesinas y tesis doctorales de las universidades de Almería, Berlín, Eichstätt, Heidelberg, Múnich y Tréveris.

En el marco de la educación ambiental se pueden poner de relieve algunas de sus actividades más queridas. El desarrollo del proyecto de hermanamiento entre los parques naturales de Sierra María-Vélez y Altmühltal en el corazón de Baviera, que generó una corriente de intercambios entre jóvenes estudiantes de los institutos de ambos territorios, entre integrantes de grupos scouts de Almería y del estado bávaro. La vinculación al parque natural de Sierra María-Vélez también le llevó a un nuevo compromiso: la presidencia de la Junta Rectora, cargo que ocupó durante algunos años.

La crisis económica que comenzó en 2008 y el cierra del hotel Casa de los Arcos abrió una especie de paréntesis en la vida de Dietmar que casi le lleva a regresar a Alemania, donde no le faltaban ofertas interesantes, pero otra carambola del destino le mantuvo en la que ya era su tierra. En 2014 entró en contacto con la fundación holandesa Commonland y comenzó a reunirse con un grupo de velezanos interesados en generar desarrollo en la comarca. Poco después, en 2015, entraron en contacto con vecinos del Altiplano granadino y valle del Almanzora y constituyeron la asociación AlVelAl (acrónimo de Altiplano, Vélez, Almanzora). Dietmar será uno de los promotores y dinamizadores del colectivo. De forma paralela consiguieron que Commonland se interesase por desarrollar en estas comarcas algunos de sus proyectos de agricultura regenerativa y recuperación de suelos empobrecidos.

La carrera profesional de Dietmar giraba de nuevo de forma importante. Trabajará desde 2016 para Commonland y AlVelAl como responsable de cultura, educación, turismo y relaciones institucionales. Un trabajo en el que se implicó totalmente, como siempre había hecho. Se trataba de una propuesta ambiciosa con un objetivo claro: mejorar la comarca recuperando las formas tradicionales de cultivar la tierra, de gestionar la ganadería, para, en definitiva, salvar el mundo. No era un proyecto, sino “el proyecto”, entendido como el eje que vertebró todas sus actividades en los últimos años de su vida.

En el recorrido vital de Dietmar se puede afirmar que, si la cultura nucleaba sus acciones, la historia era el eje que le permitía explicar el mundo actual. El conocimiento del pasado era otra de sus grandes pasiones. Sus trabajos han puesto en el centro de su objeto de análisis a sus vecinos, a la comarca que los ha acogido, sin perder de vista la realidad que los rodeaba y condicionaba, contextualizándolos con el apoyo de análisis historiográficos exhaustivos. En este sentido es preciso poner de relieve su decidido apoyo a la iniciativa de la digitalización del fondo Vélez del Archivo Ducal de Medina Sidonia. Un proyecto inconcluso que tenía como objetivo que los historiadores dispusieran de la documentación del señorío en Almería y en Murcia.

El resultado de sus tareas investigadoras en numerosos archivos ha dado fruto en más de medio centenar de publicaciones con tres centros de interés: la sociedad, el patrimonio y el medioambiente. Con una brújula que las nuclea y orienta: el marquesado de los Vélez y el linaje que ha poseído el título y el señorío desde los primeros años del siglo XVI, los Fajardo.

El primer trabajo en español se publicó a los pocos meses de establecerse en Vélez Blanco, en 1993, en la Revista Velezana, el medio que serviría de soporte a un número elevado de sus escritos. Se tituló “Algo más sobre ‘amigos de los Vélez’” y narra su llegada y los trabajos para poner en valor la casa de los Arcos. Su última publicación es la obra que lleva por título La palabra rescatada. La correspondencia del primer marques de los Vélez (1507-1546), vio la luz en los primeros meses de 2021. Elaborado junto a Francisco Andújar, Bernard Vincent y quien firma esta biografía, recoge una parte importante de la correspondencia del primer marqués de los Vélez, en una edición muy cuidada del Instituto de Estudios Almerienses.

El acercamiento de Dietmar a la política estuvo directamente relacionado con sus preocupaciones sociales. Muy joven se afilió a las juventudes del Partido Socialdemócrata Alemán (PSD). En coherencia con esos planteamientos, con su educación familiar, su carácter abierto y su vocación de servicio a los más cercanos, a los vecinos de Vélez Blanco, se integró en la candidatura del PSOE a las elecciones municipales de 2007, siendo elegido concejal. Desde esa legislatura y hasta que en 2019 abandonó la política ocupó varías concejalías y fue teniente de alcalde. Siempre con dos peculiaridades: la implicación exhaustiva en la gestión del Ayuntamiento y la gratuidad en sus tareas municipales. Desde la institución local impulsó numerosos proyectos entre los que sobresalen la recuperación de la casa de El Alporchón, el establecimiento allí de un museo sobre la cultura del agua, además de las reuniones de la junta de la Comunidad de propietarios regantes de las aguas del Mahimón; y, sobre todo, la puesta en valor del convento de San Luis.

La inquietud por la formación permanente, la preocupación por llegar a la excelencia en el conocimiento, la necesidad de saber que no dejaba ningún trabajo a medias le llevó a realizar numerosos cursos de aprendizaje hasta el final de su vida. Participó en casi un centenar de seminarios y cursos, los últimos desarrollados entre septiembre de 2020 y junio de 2021. Y, de forma paralela, el interés por difundir sus investigaciones, le llevó a participar como organizador, ponente o como asistente, en cuantas reuniones, congresos y actividades se organizaban en la comarca o estaban a su alcance en el territorio nacional. Merece la pena destacar la organización de los denominados Coloquios AlVelAl, que reunían a investigadores de diversas disciplinas para estudiar la historia y plantear posibles proyectos sobre ellos. Apoyados por Cajamar, por el Instituto de Estudios Almerienses y por los ayuntamientos de los lugares, se celebraron en Huéscar (centrado en el análisis del territorio), Vélez Blanco (el agua), castillo de La Calahorra (los castillos y su puesta en valor) y Purchena (el paisaje).

En definitiva, la pasión por los Vélez, por sus habitantes, por su historia, ha estado presente en el recorrido vital de Dietmar hasta el último momento, configurando su personalidad con un perfil de hombre renacentista. Su curiosidad insaciable, su facilidad para crear sinergias y generar proyectos de la más diversa índole le llevó, en el sentido de la investigación histórica y medioambiental, a afrontar retos de forma permanente.

Publicaciones más importantes

D. Roth, “Algo más sobre ‘amigos de los Vélez’”, Revista Velezana, 12 (1993), pág. 93-100.

D. Roth, “Vélez Blanco en el último tercio del siglo XVI: repoblación y conflictividad”, en J.P. Díaz López (ed.), Campesinos, nobles y mercaderes: Huéscar y el Reino de Granada en los siglos XVI y XVII, Granada 2005, págs. 293-314.

D. Roth, “Vélez Blanco: el marqués, los cristianos viejos y los moriscos (1570-1610)”, en B. Vincent (ed.), Comprender la expulsión de los moriscos en España: (1609-1614), Oviedo, 2020, págs. 105-162.

D. Roth, “Mayorazgos, capellanías y lugares de memoria como perpetuación del ascenso social de la oligarquía de un centro administrativo de señorío. El ejemplo de Vélez Blanco (1588-1788)”, en F. Andújar Castillo, J.P. Díaz López (coords.), Los señoríos en la Andalucía Moderna: el marquesado de los Vélez, Almería 2007, págs. 213-234.

D. Roth, “’Hombre honrado y a quien tenemos obligación’. Los administradores de las propiedades de los marqueses de Espinardo y de San Leonardo en la parte almeriense del marquesado de los Vélez”, en J.P. Díaz López, F. Andújar Castillo, Á. Galán Sánchez (eds.), Casas, familias y rentas: la nobleza del Reino de Granada entre los siglos XV-XVIII, Granada 2010, págs. 391-412.

D. Roth, “De mercaderes, aserradores y albañiles: franceses, italianos y portugueses en un centro de señorío: Vélez Blanco 1546-1861”, en L. Ruiz Molina, J.J. Ruiz Ibáñez, B. Vincent (eds.), El Greco y los otros: la contribución de los extranjeros a la monarquía hispánica, 1500-1700, Murcia 2015, págs. 427-438.

D. Roth, “De maestros y hornos en vidrio en María”, Revista velezana, 36, 2018, págs. 164-181.

D. Roth, “Vivir noblemente: Vélez-Blanco, corte de los Fajardo en la época del primer y segundo marqués”, en J. I. Ruiz López (coord.), Signum: la gloria del Renacimiento en el Reino de Murcia, Murcia 2017, págs. 63-100.

D. Roth, Vélez Blanco en el siglo XVI. Desde la época morisca a la sociedad de la repoblación, Almería 2008.

D. Roth, “Casa de los Arcos de V. Blanco: conservación del patrimonio arquitectónico como parte de un turismo de interior respetuoso”, Revista velezana, 15, 1996, págs. 96-100.

D. Roth, “El castillo de Vélez Blanco, de finales del siglo XVI a mediados del XVII”, Revista velezana, 25, 2006, págs. 203-215.

D. Roth, “El inventario post morten de los bienes del primer Marqués de los Vélez (1546-47): de la hacienda, de los alumbres y los castillos de Don Pedro Fajardo y Chacón”, en M. Martínez Alcalde, J.J. Ruiz Ibáñez (eds.), Felipe II y Almazarrón: la construcción local de un Imperio global, vol. 1, Murcia 2014 (Vivir, defender y sentir la frontera), págs. 73-90.

D. Roth, “Notas para la historia de la música en los Vélez: la composición navideña de Joaquín Virto, organista de Vélez Rubio (1802)”, Revista velezana, 28, 2009, págs. 30-41.

D. Roth, “Una orden de la Casa Señorial para la conservación de los montes velezanos en 1541”, Revista velezana, 23, 2004, págs. 195-196.

D. Roth, B. Schütt, H. Burg, M. Herrmann, “Las galerías con lumbreras (qanat): obras maestras de la ingeniería rural amenazadas”, Revista velezana, 20, 2001, págs. 53-64.

D. Roth, “La cultura del agua en Vélez Blanco y su puesta en valor (1500-2015)”, Revista Murciana de Antropología, 22, 2015, págs. 207-232.

F. Andújar Castillo, J.P. Díaz López, D. Roth, B. Vincent, La palabra rescatada. La correspondencia del primer marques de los Vélez (1507-1546), Instituto de Estudios Almerienses, Almería 2021.

 

 




Díaz López Julián Pablo





Política de Privacidad | Aviso Legal | Versión: 2.1.1 | 23/09/2022