Plácido LANGLE MOYA


LANGLE MOYA, Plácido (Almería, 1858 - Almería, 1934). Abogado, político y escritor.


      De ascendencia francesa por parte paterna, dio pie a una saga familiar que aún hoy pervive. En el plano profesional se decantó por el Derecho, carrera que estudió en Granada. Ejerció la abogacía a lo largo de toda su vida en Almería como prestigioso abogado, pronunciando más de mil informes ante los tribunales. También dio a la vez muestras de profundas y vivas inquietudes políticas y literarias. Su pasión por la política le llevó a tener un gran protagonismo en Almería: jefe provincial de Unión Republicana, partido conocido como posibilista (moderado), adscrito al grupo de Emilio Castelar; ocupó cargo de concejal y teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Almería en varias legislaturas; dirigió el periódico republicano El Popular, en cuyas páginas mantuvo brillantes campañas políticas; llegó a ser secretario y presidente de la Cámara Oficial Uvera. De sus inquietudes políticas y sociales dejó testimonio en los diversos artículos que publicó y conferencias que dio en favor de sus ideales republicanos y progresistas, sobre temas como el sufragio universal, la emancipación de la mujer, la pena de muerte, la reforma judicial y las relaciones políticas hispano-marroquíes, entre otros.

      Su otra gran pasión fue la literatura. Desarrolló una extraordinaria labor en la mayor parte de las iniciativas culturales de Almería del último tercio del XIX y principios del XX, siendo, ante todo, la personalidad más destacada en la organización de la vida cultural institucional de uno de los períodos más brillantes que había conocido Almería hasta entonces. Participó de forma activa en instituciones culturales como el Ateneo, del que fue uno de sus pilares (secretario) y a quien se debe la redacción de su historia (El Ateneo de Almería: historia crítica de su vida intelectual, premiada). Desaparecido el Ateneo, fundó el Círculo Literario, del que fue presidente y, después, perteneció al Círculo Mercantil. Promocionó y participó en los Juegos Florales de Almería. De igual modo se integró de pleno en las redacciones de dos de las más importantes revistas literarias almerienses de la época: El Torneo y El Organillo. Colaboró con asiduidad en revistas y periódicos nacionales y extranjeros: Revista de Almería, El Radical, La Ilustración Española y Americana, Revista Europea, La América, Revista Contemporánea, La Academia, Acción Española, Mundo Gráfico, Mercurio...

      En la faceta creativa compuso poesía, algún drama y varios trabajos de crítica literaria. Fue poeta laureado en diversos certámenes literarios: como en Almería en 1879, con el jurado compuesto por J. Valera, F. de P. Canalejas y M. de la Revilla; y otras ciudades, como en Jaén, en 1907. Dio a la imprenta, además de cuantiosos poemas publicados en la prensa, dos libros: Poesías premiadas en el certamen del Ateneo de Almería (Madrid, 1879) y Más versos (Madrid, 1881). Compuso la letra de un extenso y brillante “Himno de Almería”. Entre los trabajos de crítica literaria destacan: Escritores almerienses. Bocetos biográficos (Almería, 1881-1882), importante síntesis de la vida y obra de los intelectuales y escritores almerienses coetáneos de Langle; La lírica moderna en España: Núñez de Arce, Campoamor y Bécquer (Almería 1883); un prólogo al libro colectivo Flores de la Alcazaba (de M. Jiménez Aquino, J. Durbán y F. Aquino, 1890) y otro prólogo enjundioso a las Doloras, de Campoamor. En prosa, como libro de viajes dio a la estampa el titulado Por tierra argelina: Crónica de un viaje (Almería, 1911), que lo acreditan como extraordinario narrador.

      Disfrutó en vida de la amistad y el aprecio de escritores de la talla de M. de Unamuno, R. de Campoamor y G. Núñez de Arce. El prestigio del que gozó en vida propició que simpáticas caricaturas de Plácido apareciesen en varias revistas de la época: El Torneo (1881) y La Caricatura (1894), por ejemplo. Fue el padre de cuatro eminentes almerienses del siglo XX, de gran éxito en sus vidas profesionales: Emilio, jurista y profesor de universidad; Plácido, abogado; Guillermo, arquitecto; y Antonio, médico.




Bonillo Martínez, Ginés





Política de Privacidad | Aviso Legal