Baltasar LIROLA ARQUEROS


LIROLA ARQUEROS, Baltasar (Dalías, 1798 - Granada, 1849). Sacerdote y literato.


      Con apenas quince años fue a Granada para iniciar los estudios eclesiásticos: Filosofía y Teología en Sacromonte. Consiguió el doctorado en las dos carreras en la Universidad de Orihuela. En 1830, y después de disputadas oposiciones, consiguió la Canonjía Lectoral de Guadix, que casi no desempeñó, al renunciar a ella para tomar posesión de otra en Sacromonte, donde realizó casi en exclusiva su trabajo sacerdotal y humanista. Su dominio de idiomas, se dice que manejaba con facilidad cinco (latín, árabe, inglés, italiano y francés), le permitieron mantenerse al tanto de lo más actual de las distintas ramas del saber humano. Fue considerado uno de los más notables ilustrados granadinos de la época. Se le recuerda como un profundo teólogo, un brillante orador sagrado y un buen literato. Colaboró con asiduidad en revistas y periódicos. También fue un buen poeta, como lo prueba una de sus composiciones, Sierra Nevada (1848), escrita poco antes de su muerte. Sus discípulos y amigos, como Juan Valera y Alcalá Galiano, Ramos López o Alarcón, recogen en sus obras algunos de sus mejores versos. Sus aficiones se extendieron más allá del campo de la literatura: le encantaban las Bellas Artes y realizó numerosas pinturas, entre las que destacan unos Ángeles Custodios y el Sacrificio de Isaac. Manuel Rodríguez Carreño habla de «su mucha facilidad y amaneramiento, bastante vigor en el colorido y un enlace feliz de los objetos». Baltasar Lirola falleció en la abadía del Sacromonte, de la que había sido rector, en diciembre de 1849, siendo depositado su cadáver en una de sus cuevas.




Villoria Prieto, Carlos





Política de Privacidad | Aviso Legal