Casimiro de la MUELA CHACÓN


MUELA CHACÓN, Casimiro de la (Adra, 1816 - La Habana, 1865). Militar.


      Hijo de Mª Carmen Rodríguez-Chacón y del Campo (nieta del I marqués de Yniza) y del capitán de fragata Casimiro de la Muela y Gutiérrez, durante su niñez residió en Cuba y la adolescencia en Adra, ingresando en 1830 como cadete en la Academia Militar, haciendo servicios en Málaga, Algeciras, Sevilla y Badajoz. Posteriormente participó en la primera Guerra Carlista en las Vascongadas como subteniente, donde su destacado valor se le reconocería en 1836 con nada menos que la Cruz de San Fernando de 1ª clase.

      Desde 1837 fue destinado al frente aragonés, ascendiendo en 1839 a teniente coronel, pasando en 1840 a Cataluña, donde nuevamente es laureado. Aquel año fue nombrado ayudante de campo del general Valdés, capitán general de Cuba. En 1841 marchó a Cuba, designándosele Oficial de Estado Mayor al mando de una compañía de cazadores, acción por la que recibe, por tercera vez, la cruz de San Fernando de 1ª clase. De regreso a La Habana, en los años siguientes, participa en distintas misiones para proteger los ingenios azucareros atacados por esclavos, piratas y bandidos, especialmente en los distritos de Trinidad, Matanzas, Guanajay,  Marianao y La Habana, recibiendo en 1850 la Cruz de San Hermenegildo. En 1852 fue nombrado inspector de la Escuela de Carabineros y fiscal del Consejo de Guerra, así como teniente de gobernador de Guanajuay e instructor de los batallones de voluntarios de la ciudad de La Habana. En 1857 pasó a Trinidad como teniente de gobernador interino, siendo al año siguiente comandante militar de aquel distrito. En 1860 pasó con idéntico cargo a Matanzas y posteriormente a las destacadas plazas de La Habana y a Santiago.

      El colofón a su carrera militar llegó en 1863, cuando fue designado gobernador del departamento oriental, en el azaroso momento que se sublevó la isla de Santo Domingo, por entonces incorporada a España. Así, en 1864 fue trasladado como gobernador militar de Puerto Príncipe, por cuyas acciones recibiría la placa de San Hermenegildo y era ascendido a general brigadier con destino a la capitanía general de Cuba, en cuyo destino se mantendría hasta su muerte. Estaba casado, desde 1845, con Mª Dolores Brodett y Sedano, perteneciente a una estirpe de militares.




Sánchez Ramos, Valeriano





Política de Privacidad | Aviso Legal