Antonio ATIENZA Y MEDRANO


ATIENZA Y MEDRANO, Antonio (Cuevas de Almanzora, 1851 - Buenos Aires, 1906). Ensayista y crítico.


      Abogado, político republicano y periodista, vinculado a las ideas krausistas y a la Institución Libre de Enseñanza. Nació en el seno de una familia procedente de Cádiz. Adquirió notoriedad durante su juventud por sus notas y premios en el Instituto de Segunda Enseñanza de Almería. Sería, junto a Rafael María Labra, Antonio González Garbín y Nicolás Salmerón y Alonso, otro de los dirigentes republicanos españoles que pasó por las aulas del Instituto de Almería, calificado como “auténtica escuela democrática y verdadero centro de progreso” en la segunda mitad del siglo XIX. Obtuvo la licenciatura de Derecho en la Universidad Central y colaboró con Nicolás Salmerón en el Colegio Internacional. Perteneció a la llamada tercera generación del krausismo español y defendió las ideas de su escuela en la obra El Krausismo o el opúsculo El discurso del Sr. Alonso Martínez, donde refutó el discurso pronunciado por el jurisconsulto en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas (31-XII- 1876) bajo el título: El movimiento de las ideas religiosas: exposición y crítica del sistema Krausista. Fue socio, accionista y profesor de Lengua y Literatura Española en la Institución Libre de Enseñanza en sus primeros años, manteniendo una estrecha amistad con Francisco Giner de los Ríos.

      Poeta en su juventud, “cambió las estrofas armoniosas de la poesía por períodos rotundos de la prosa” y entró de lleno en el periodismo político. Fue redactor de múltiples periódicos madrileños. En 1870 formaba parte del semanario madrileño La Propaganda, junto a Alfredo Calderón, Luis Giner y Melchor Almagro, y, en 1871, colaboró en el diario republicano El Pueblo. Durante 1873-74 escribió en el diario La República, periódico vinculado a Nicolás Salmerón. Asimismo, colaboró en El Liberal, de Madrid, con artículos como “Problemas de ultratumba” y “Cartas de un antiguo federal”. Figuró entre los redactores de Revista de Almería, donde publicó “El oficio de madre” (1883). Republicano federal durante el Sexenio Democrático, siguió los pasos y las ideas de Nicolás Salmerón durante la Restauración. Desempeñó un papel importante en la Asamblea Republicana de 1887 cuando se consumó la ruptura entre salmeronianos y zorrillistas. Impulsó, junto a Salmerón, el movimiento republicano centralista desde la redacción de La Justicia (1888), órgano del partido centralista republicano. Fue candidato republicano por la circunscripción de Almería en las elecciones de 1886 y alternó su actividad política y periodística con un empleo en una empresa de ferrocarriles.

      Razones económicas le impulsaron a cruzar el Atlántico y llegar a la Republica Argentina con la intención de transplantar al sistema educativo de aquel país las ideas del krausismo y la Institución Libre de Enseñanza. Allí fue redactor del periódico La Prensa, escribió en el periódico educativo El Monitor, fundó La Ilustración Sud-Americana y fue el principal responsable de la revista España. Estuvo implicado en la dirección de la educación argentina en sus primeros años y fue miembro del Consejo Nacional de Educación. A partir de 1903, se volcó en la comunidad española en Argentina a través de la Liga Republicana y desde la presidencia de la Asociación Patriótica, fundada con motivo de la Guerra de Cuba. La revista España fue portavoz de aquella asociación y desempeñó un papel clave para la nueva visión que América empezó a tener de la cultura española.




Martínez López, Fernando





Política de Privacidad | Aviso Legal