albox

Toponimia

 

TOPONIMIA DE ALBOX


La toponimia tiene como objeto el estudio de los topónimos o nombre de lugar, como los nombres geográficos, nombres de pueblos y aldeas, ríos y montañas, parajes..

Afirma Pascual Madoz que la villa de Albox debe su fundación a los árabes, si bien se ignora su antigüedad. En el año 1407, se refugiaron en ella los moros después de la derrota sufrida en Zurgena, según atestigua Ginés Pérez de Hita. En 1436, Alonso Yáñez Fajardo, en su expedición de castigo a los pueblos del Almanzora, tomó su fuerte castillo y la villa reconoció a Juan II de Castilla como rey, pero fue recuperada más tarde por los árabes, para pasar definitivamente a manos cristianas en el año 1488, cuando su alcalde, como otros muchos de la comarca, hizo entrega de las llaves de la villa a los Reyes Católicos en el Real de Vera.

Tomó Albox parte activa en la sublevación de los moriscos y después de la expulsión de éstos, fue repoblada con cristianos viejos procedentes del Reino de Murcia en su mayor parte.

Fue agregada al Marquesado de los Vélez por lo que el cabildo y la iglesia de Albox han usado las armas de esta casa. Más tarde estuvo sometida al partido de Baza y en 1820, formó parte del Juzgado de Primera Instancia de Cantona para pasar después a la jurisdicción del de Huércal-Overa a partir del año 1825.

La villa de Albox desempeñó parte muy activa en la lucha contra los invasores franceses como lo demuestran las partidas de enterramiento de una veintena de albojenses que aparecen registradas en el Libro IX de Enterramientos del Archivo Parroquial, todos los cuales murieron a manos de las tropas francesas. Sus nombres son los siguientes: Sebastián Alfonso Oller, Domingo López García, Benito Galera Cerrillos, María García García, (casada), Andrés Pérez García, Esteban Navarro Granero, Santiago Fernández Oller, Juan porcel García, Francisco González (soldado), dos hombres sin identificar y una mujer soltera cuya partida de enterramiento transcribimos a continuación:

«En la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario de Albox, y veinte y dos días del mes de Junio de mil ochocientos y diez años, yo', Miguel Simón García , Cura Teniente de ella, certifico: que se dio sepultura eclesiástica al cuerpo cadaber (sic) de Felipa Castillo, soltera, de estado honesto, que murió el veinte del referido mes a manos de las tropas francesas, por lo que no recibió Sacramentos ni hizo testamento, de todo lo cual doy fe.» Firmado: D. Miguel Simón García.

Hemos querido desempolvar estos documentos para que sirvan de modesto homenaje estas líneas a aquellos heroicos patriotas de cuya gloriosa lucha sólo queda el breve testimonio de su acta de enterramiento.

También en el verano de 1811, murieron varios habitantes de Albox a manos de los franceses, no fusilados, sino en lucha, como lo hace suponer el hecho de que murieran sin sacramentos.


En el Archivo municipal se conservan las actas de constitución de la guerrilla que actuó en la Sierra de Filabres siguiendo las instrucciones del general Freyre y que tuvo su base de operaciones en la zona de Tahal.

Encontramos documentado el nombre de Albox por vez primera en la pagina 126 del texto de Simonet «Descripción del Reino de Granada», versión .actualizada de la obra de Aben Aljatib «Historia de la dinastía naserita». Se enumeran en esta obra los climas o distritos en que se dividía el Reino de Granada, cuya división tomó a su vez Aben Aljatib de la llamada «Crónica de Elvira» del escritor Abulcasem Almalahí. Estos datos son de una época demasiado antigua, pues el mismo Aben Aljatib afirma que, ya en su tiempo, no se conservaba por completo aquella división por climas citada por Abulcasem Almalahí.

Según el pasaje a que nos referimos, el Reino de Granada se dividía en treinta y tres climas o distritos, el segundo de los cuales era el de Alfohs, -«que acaso ha dejado ,su nombre en el actual pueblo de Albox»- dice a continuación Simonet.

En el capítulo XXV de la obra. de Luis de Mármol y Carvajal, «Rebelión y castigo de los mariscos del Reino de Granada», se citan, entre otras poblaciones del valle del Almanzora, las de Albox y el Borx, situadas cada una de ellas en diferente margen del río. Es razonable suponer que se trate de dos poblaciones distintas, pero cabe la posibilidad de que ambos nombres correspondan a un mismo lugar. Decimos esto porque, en el mismo capítulo, aparece por dos veces el pueblo de CÓbdar, situado también, cada una de ellas, en distinta margen del Almanzora. Es evidente que Mármol y Carvajal no conocía a fondo la comarca y que se limitaba a transcribir los datos que le facilitaban sus informadores. Del mismo modo que sólo hay una población que lleve el nombre de Cóbdar, cabe pensar que los nombres de Albox y El Borx son tan sólo dos grafías diferentes, transcripciones de una misma voz, ya que tampoco encontramos en la comarca ninguna otra villa o aldea que responda al nombre de El Borx.

De ser cierta esta hipótesis, creemos haber aclarado el origen del nombre de Albox que Asín Palacios incluye entre los de origen árabe, casi seguro o probable. El nombre de esta villa procedería de la voz árabe 'bury': torre, ya que el paso de la voz 'bury' a 'Borx' 'es perfectamente explicable según los cambios fonéticos cumplidos en los arabismos que han pasado al español, cuyas leyes fonéticas fueron estudiadas por Arnaid Steiger, J.M. Piel y otros arabistas.

Aun en el caso de que partiéramos de la forma albox, que es la que aparece en los libros de apeo de los pueblos comarcanos y en una lápida encontrada en el Santuario del Saliente -en este caso con el artículo castellano, «El Box»también podríamos explicar el origen de este topónimo a partir de la voz 'bury', de la cual proceden, entre otros, Alboja (Evora); Alborache (Valencia); Borge (Málaga); Alborge (Zaragoza); Borja (Lisboa) etc.

La proximidad fonética de Albox a Alboja, topónimo citado en primer lugar, es evidente. Tengamos en cuenta que la X final de Albox se 'pronuncia con cierta aspiración y que los 'nacidos en la villa se llaman albojenses. Pero hay otro hecho que viene en nuestro apoyo. En el libro de apeo de la cuidad de Tíjola, se citan dos pagos llamados El Borge y Albox. No hemos dedicado a este punto el tiempo necesario para aclarar si se trata o no del mismo pago. En caso afirmativo, nos encontraríamos con una evolución fonética semejante a la del nombre de la villa de Albox.

Estimamos que hay que descartar la etimología popular reflejada en el escudo de la villa que pretende establecer la igualdad EL BOX: EL BOSQUE.

Tampoco nos parece aceptable la relación establecida con la palabra latina «albus», pues no tiene en cuenta que ello implica un desplazamiento del acento prosódico a la sílaba siguiente, ni que la forma «alba» ha dado «oba» en nuestra comarca como ocurre con el topónimo Torroba: Turris alba, del término de Cantoria.

No se conserva en el archivo municipal el libro de apeo de la villa, pero sí en el archivo de la Real Cancillería de Granada, aunque en muy lamentable estado que hace dificil su consulta y lectura. Hemos completado nuestra información, en este caso, con la lectura del Catastro del Marqués de la Ensenada y con encuestas sobre el terreno.

Veamos a continuación los topónimos que hemos estudiado en el término municipal de Albox. Los dividimos en tres apartados:

 


Cañada de Bentandud (toponimia árabe)

 

 

A.- Topónimos documentados en el libro de apeo que obra en el archivo de la Real ChancillerIa de Granada: Pagos de:

Aljambra, Alocayba, Alxara, Boibitrán, Calmaaca. Canacata, Gadir, Gaza, Guialzaguer, Lidua, Tamarfe, Terdigaire, Vechigaire y Xaute.

Fuente de: Alazaraque, Alnacata, Aynalbir, Aynatarfa.

B.- Topónimos documentados en el libro del Catastro del Marqués de la Ensenada: Pagos de:

Alcaina, Aljambra, Aljara, Araque, Atalaya, Albojaira, Battarro, Boibitrán, Caba, Cuesta Bermeja, Chorletome, Descansador de los Viejos, Dirá, pago del. Cuervos, Hortichuela, Lavador; Lantisco, Locaíba, Madroño, Manarros, Mazeh, Medina, (pago y arroyo de), Olleros, Pulpí, Rambla de la Higuera, Ruiz, Saliente, San Roque, Saltador de Pedrosa, Terdiguera, Tarays, Torre de Martín y Torreta.

C.- Topónímos documentados en encuestas sobre el terreno.

Albardinal, Albojaira, Aldea, Aljambra, Almazaras, Almidonados, Animas, Aránega, Arrabal, Atocharico, Ayalas. Azagador, Batarro, Baldricas, Bentandul, Bendarique, Beneficio, Baleáis, Capellanía, Castejones, 'Cocón, Convento, Corbericos, Cueva de San Antonio, Chaparro, Chierra, Chorlitos, Dirá, Fabián, Faraones, Frailes (Huerta délos), Gachasmigas, Gandía. Gavilán, Gato, Gazapos, Higuera, Hortichuela, Infierno, Jopeos, Lobos, Lugarico, Madroño, Malriego, Morenas, Navajo, Noria, Oro, (fuente del), Oso (barranco del), Patacas, Poza, Pocicas, ****, Reyes Magos, Roel, Romeral, Sacristía, San Miguel, Saltador, Sevilla, Terdiguera, Témales, Torre, Torreta, Ubeda (loma de), Victoria, Virgen, Zahones, Zampa y Zaramoyos.


La toponimia albojense tiene unas características particulares, ya que todas las épocas históricas se encuentran representadas en ella, lo que concuerda con la variedad de hallazgos arqueológicos prehistóricos, ibéricos, romanos, árabes, etc., encontrados en sus múltiples yacimientos situados a lo largo de su rambla que fue la vía de penetración natural de muchas civilizaciones mediterráneas hacia el interior de Andalucía. Veámoslo:

La toponimia prerromana está representada por topónimos como éstos:

Batarro: nombre de una fuente que brota bajo una gran peña que pudo servir de abrigo al hombre prehistórico.

Gandía, paraje del Saliente. Menéndez Pidal estudia la raíz 'Gand' en «Toponimia Prerrománica Hispánica» y defiéndela existencia de este tipo en el sur de España. Se trata de una raíz indoeuropea que significa 'ladera pedregosa', que coincide con el aspecto del paraje citado.

Navajo y Navajico. Posiblemente de la voz 'nava': 'llanura cercada de montañas'.

Termeles. La raíz 'Term', según J. Hubschmid, es prerromana.

Mediciana, probable topónimo prerromano por su terminación; '-anal.

Zahones y Zahonera. El origen de la voz Zahón, según Corominas, es prerromano, emparentado con las palabras vascas 'zagiyi' y 'zagita': 'pedazo de cuero'.

Zampa; cuesta y pago de la. Derivada de 'zampar', voz de origen incierto, seguramente prerromano en opinión de Corominas.

La presencia de la toponimia latina está acreditada por:

'Cuesta Bermeja', del latín 'vermiculus'. Este topónimo aparecido en el libro de apeo es, posiblemente, el mismo lugar que hoy llaman 'Cuesta Colorada', nacido al perderse en la comarca el uso del adjetivo bermejo. El Madroño: Aunque el arbusto de este nombre ha desaparecido de la zona, se conserva su nombre para este paraje. Obedece éste, según Corominas, a que su fruto tarda casi un año en madurar: (quasi maturonio). Pago de la P oya. Del latín 'podium'. Finalmente, un nombre muy entrañable para Albox: El Saliente.

Aparece documentado en el libro de apeo con la forma 'Sayient', lo que demuestra que permaneció a través de la dominación árabe. No olvidemos la pujante mozarabía que permaneció en el valle del Almanzora, reflejada en topónimos como Aldeire, Padules, Fondón, Fontanal y otros.

En el libro de apeo de Albox aparecen nombres como Vechigaire, Terdigueira, de marcado sabor mozárabe.

La toponimia árabe es abundantísima: Derivados del árabe 'ayn':

fuente, tenemos topónimos como 'Aynalbir', de 'ayn-al-bi'r': la fuente del pozo. 'Ayndtarfa', de 'ayn-al tarfa': fuente del tamarindo. o de 'ayn-al tarf': fuente del puntal o saliente.

Admitida la segunda hipótesis, podría tratarse de la llamada hoy Fuente del Nacimiento, en las proximidades del Santuario del Saliente.

Las fuentes de Alazaraque y Ainacanaxa son también de origen árabe.

Ainlocaia, tal vez la actual Locaiba por etimología popular, del árabe 'Ayn-aluqayba': 'Fuente del Aguilucho'.

Con la forma 'Ben': hijo de, tenemos: Bentarique, pago de y Bentandud, cañada de.

Otros topónimos árabes son los siguientes: 'Al boja ira', de 'al-Bujayra', la lagunilla, de la misma raíz que Albufera.

Aljambra, del árabe 'al-Hamra', la roja, por el color rojizo de sus arcillas.

Aljibe, pago de. De 'al-gup': pozo, que, por influencia mozárabe, dio la forma 'gibb'. Alxara, pago de. Del árabe 'alsara', 'tierra cubierta de jara' .Atalaya, pago de. De 'al-tali'ca'.

Omitimos el estudio de otros topónimos como Gadir, Gaza, Xaute, Araque, Alacaba, Almacén, Almayara y Avive. Este último pago aparece todavía en el Catastro del Marqués de la Ensenada, pero ha desaparecido de la memoria délos habitantes de la zona. En el Catastro actual, leemos «Pago de los Avives, situado cerca de la Aljambra». Preguntados los vecinos del paraje citado, nadie recuerda el nombre de Avive. Se trata de la desaparición de un topónimo tras haber permanecido durante varios siglos. Lo mismo ha ocurrido con el nombre de Lugarico, aplicado a Las Pocicas.

DOCUMENTO EXTRAIDO DEL LIBRO:
TOPONIMIA DEL VALLE MEDIO DEL ALMANZORA
AUTOR:
MARTIN GARCIA RAMOS